En una esquina de Cachi vi a diez chicos y diez guardapolvos blancos amontonados en una esquina jugando. Con un hilo les daban latigazos a unos trompos que giraban y giraban, y alrededor todos saltaban, sacudían los abrazos, alentaban. Pensé en los juegos de mi infancia y creí recordar tener un trompo. Pero después dudé. Fue uno […]