Fotorrelato de Iruya

Fotografía significa, literalmente, escribir con luz. Éste es un post lleno de imágenes con el mero pretexto de escribir de una manera distinta un nuevo relato de nuestro viaje.

 

Para llegar a Iruya hay que dejarse absorber por las montañas. Justo en el medio de las rocas ocres, naranjas, marrones empiezan a asomar algunas construcciones del pueblito: una iglesia, una despensa, algunas casitas. Después de tirarnos al costado del camino para dejarle paso a un colectivo, porque todos a la vez no pasábamos por lo angosto del camino, entramos a Iruya.

Lo primero que vi a mi derecha, fue una cancha de fútbol en la que había muchos chicos jugando y muchos grandes mirando, usando como tribuna los techos de los autos. Durante un rato largo me quedé mirando, y las camisetas empezaron a cambiar de colores. Éste es un típico domingo en Iruya, pensé.

Las callecitas son angostas y de adoquines, las casitas de colores. Y hay que administrar muy bien el aire para subirlas de un solo tirón, y más si se tiene en cuenta que están a 2780 metros de altura.  Todo parece amontonado, desordenado, puesto ahí sin demasiada determinación, y eso es lo que me encanta de este lugar.

Nos habían aconsejado que hagamos una caminata a un lugar cercano que se llama San Isidro. Es un pueblito que queda a 2900 metros de altura y en el que viven 70 familias. El camino empieza a pocos metros de Iruya; nosotros fuimos hasta ahí con el auto y lo dejamos estacionado.

Todo el recorrido se hace en paralelo al río Iruya y recorre 8 kilómetros.

Lo que más me gusto fue el trayecto sí: los cerros pasan por todas las gamas de colores y se levantan altísimos delante de uno.

09052016-dsc_0324

Hasta que en lo alto empieza a asomar San Isidro.

09052016-dsc_0317

09052016-dsc_0319

 

Éste es el mirador de Iruya. Yo no lo subí porque me ganó el cansancio posterior a caminar muchas callecitas empinadas y no estar acostumbrada a la altura. Estas fotos son de Baldo, que subió con Sheng. Cuando las veo me arrepiento de no haber ido, se puede ver bien clarito cómo el pueblo cuelga de las montañas.

10052016-dsc_0013

(Visited 347 times, 1 visits today)

Comments 2

  1. Camila
    Reply

    Me encantaaaa chicos, y que lindo recuerdo me trae!!! Hermoso

    10 noviembre, 2016
    • cualquierotraparte
      cualquierotraparte
      Reply

      Gracias, amiga! Cuando lo hice me acordé de vos =)

      10 noviembre, 2016

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *